Un análisis psicoanalítico de las redes sociales

Por qué Facebook o Twitter resultan tan atractivas para los jóvenes, qué causa el apego y cuáles son las patologías que puede desencadenar el mundo virtual, son algunos de los temas abordados por una psicóloga y psicoanalista

En uno de los usuales conversatorios de la red académica Tebas, de la Universidad Central de Venezuela (UCV), las redes sociales fueron el tema de debate, en esta oportunidad, desde una Perspectiva Psicoanalítica con la psicóloga clínica y psicoanalista Auxi Scarano, bajo la moderación de Sybil Caballero, Directora de Investigaciones del TEBAS-UCV.

What’s new publicó las consideraciones de Scarone, quien trató el tema de los vínculos como aquellos que se construyen con el otro. En tal sentido, los vínculos digitales son posibles gracias a redes como Facebook o Twitter.

Consultada sobre las razones que hacen que estas redes resulten opciones tan seductoras para los jóvenes, Scarone destacó que, así como sobre las patologías asociadas a las redes y sus prácticas, “lo que más sorprende de su uso es el apego que generan (ya que) alguien puede estar frente a ti, contigo y estar utilizando el celular, Blackberry o la computadora”.

Y analizó que “se trata de una parte de la personalidad donde el yo no está suficientemente integrado, requiriendo el contacto social por encima del contacto personal, necesitando consolidar identidad a través de lo grupal”.

Desde el punto de vista de lo lúdico –según Scarone- “una pantalla muy atractiva y un teclado están disponibles para proyectar el mundo interno… para colocar las marcas de la propia historia. En decir psicoanalítico, para transferir las necesidades propias de relacionarnos con el otro esperando encontrar un vínculo para llenar dichas necesidades, un buscar y buscar…hasta creer encontrar en un juego de presencias y ausencias, de prender y apagar, de ir y venir…”.

Sobre los que ella denominó “amigos imaginarios”, la especialista opinó que “para algunos, estos vínculos funcionarán como el amigo imaginario de la infancia, cual presencia que acompaña, calma y da seguridad como el trapito suave o el osito de peluche utilizado en la niñez: un objeto externo en el que se desplaza la seguridad interna”.

Algunas de las patologías que genera el mundo virtual

– La obsesión de reconocimiento externo donde el otro se usa como apoyatura de la propia autoestima.

– El uso infantil de exhibirse públicamente por falta de “capacidad para la intimidad”.

– La incontinencia mental y la fantasía de que sean los otros los que carguen con los contenidos agresivos propios.

– La intoxicación cibernética: mucha información y poco tiempo para procesarla.

– Dormir con el teléfono móvil al lado para no perderse ni un mensaje.

Para finalizar, Scarone analizó que “no corresponde patologizar una herramienta tan genial; hay nuevas necesidades en la sociedad, surgen nuevas realidades y nuevos vínculos”.

Su buen uso es una valiosa oportunidad para facilitar la vida actual y enriquecer el conocimiento ese que amplía el horizonte y la percepción del mundo y de la realidad y lo hace más grande e interesante permitiendo construir y mejorar los vínculos reales”, concluyó.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>